Seguidors

dissabte, 18 de febrer de 2012

- Cariño, no puedo hacer la promesa de quererte todos los días como te quiero hoy. . .
+ ¿Por qué? ¿No sientes lo mismo?
- No podría cumplir esa promesa. Cada día te querré más de lo que te quiero hoy, y estaré más seguro de que tú eres con quién quiero estar el resto de mi vida.
+ Gracias. Gracias por hacerme sentir la mujer más afortunada del mundo, por sentirme como una de esas princesas de cuento que siempre tienen un final feliz ... ¡Gracias!
- Solo puedo hacerte una promesa, la única que estoy seguro que seré capaz de cumplir. Esto que tú y yo estamos viviendo será para siempre.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada